';
Nepal más allá de Katmandú

NepalEste viaje me ha aportado muchísimo y no cambiaría nada en absoluto. Necesitaba conocer un país asiático diferente y vivir experiencias nuevas. Nepal ha sido un gran descubrimiento, tanto por su cultura como por sus paisajes, su selva y sus montañas.

Volé a Nepal este mes de septiembre con Turkish Airlines, una de las mejores compañías del mundo, y aterrice en Katmandú. No es una ciudad de gran tamaño, pero sí  con mucha personalidad que no dejará a nadie indiferente. Sus callejuelas, templos, plazas y parques entretienen a cualquier viajero con un poco de curiosidad.

Destacar el paseo por los callejones del famoso barrio de Thammel o subir a las alturas para contemplar el famoso Monkey Temple Swayambhu. Pero para mí, la visita al barrio de Patan ha sido especial. Se considera una ciudad aparte de Katmandú, aunque está completamente pegada a esta, y muy valorada por su rico patrimonio cultural. Aquí  encontraréis la DurbarSquare que, para mi y para muchos otros viajeros, es la más bonita de Nepal. Os recomiendo que subáis a alguna de las terrazas de los muchos restaurantes de su alrededor y os toméis un rica cerveza…

¡Disfrutad el momento contemplando las vistas y el bullicio de la plaza!

Cuando te dicen que las distancias son largas y nunca indican el tiempo, es por algo…El camino a Pokhara es largo, solo el viaje nos llevara todo el día, pero lo bueno de viajar con tu guía y coche a disposición es que puedes parar donde quieras y cuando quieras, así que subí al templo de Manakamana en teleférico y, ya en las alturas, descubrí un pequeño gran lugar.

Después de caminar por sus calles y hablar con la gente local seguimos nuestra ruta hacia Pokhara.

Merece la pena madrugar para ver salir el sol. Sobre los picos de Himalaya estuve frente al Annapurna, Manaslu, Dhaulagir… No tengo palabras… remar en el lago junto al que está construida la ciudad, visitar monasterios tibetanos o cenar en alguno de los animados restaurantes a orillas del lago son algunas de las muchas cosas que se pueden hacer en Pokhara, punto de partida además de muchos de los trekking organizados, de esos que enseñan al viajero que hay un Nepal más allá de Katmandú.

Sigo la ruta y me acerco a Chitwan, uno de los mejores Parques Nacionales de Nepal. Podrás ver tigres, rinocerontes, elefantes… puedes hacer safaris caminando, en elefante, en jeep, en barca…. Todo ello vivido en primera persona y además acabe el día metida en el río bañándome con un elefante.

Experiencias para todos los gustos y viajeros en ese fantástico Nepal.

Ha sido toda una aventura en un país virgen como Nepal, un país marcado por un terremoto pero que aún así su gente sigue sonriendo. Los nepalíes, con su simpatía y hospitalidad hacen que uno se sienta como en casa.

Bueno, sólo me queda agradecer, agradecer y agradecer… por todo lo que me ha aportado y enseñado este país. ¡¡Y ojalá pueda volver pronto!!

¡¡¡Namaste!!!

También puede interesarte...
ViajesMortera

Llámanos